Instructor de Manejo Digital

52 pages

Peligros potenciales del camino: animales

Si viven en una ciudad, el animal más grande que podrían encontrar en la calle es el perro labrador retriever de su vecino. Incluso este perro podría ser un problema para los conductores si se atraviesa rápidamente frente a su vehículo o si lo persigue.

Sin embargo, siempre que conduzcan en un área rural o boscosa —incluso en los suburbios— es probable que tengan que preocuparse por los animales silvestres que aparezcan en el camino.

1. Practiquen conducir en áreas rurales o boscosas
Pidan a sus hijos adolescentes que los lleven en el automóvil por el campo, parques, suburbios y algunos pueblos y ciudades más pequeños. Manténganse atentos por si aparecen animales como venados, zorrillos y coyotes. Dependiendo de dónde viven, hay mucho de qué cuidarse y mucho por evitar. Mientras conducen, recuerden a los adolescentes repasar siempre el camino con la vista y mantener un ojo en el borde del camino. Se hace más difícil ver algunas cosas en áreas boscosas y sin alumbrado público. Por suerte, hay algunas prácticas para que sus hijos estén más seguros.

2. Cómo mantenerse seguros

  • Disminuir la velocidad siempre es un buen primer paso. Los caminos abiertos y despejados suelen tentar a los adolescentes a acelerar.
  • De noche, los adolescentes podrían pensar que los caminos rurales son seguros ya que no ven luces de faros, pero, como ustedes bien saben, muchas amenazas no vienen equipadas con luces.
  • Al conducir alejados de las áreas boscosas, tendrán más tiempo y espacio para reaccionar en caso de que aparezca algún animal. Por ejemplo, si hay dos carriles, elijan el que está más alejado del área boscosa.

Download Lesson