Instructor de Manejo Digital

52 pages

Los peligros de conducir distraído: distracciones externas

1. Distracciones, distracciones, distracciones
Las distracciones que están fuera del vehículo son otro grupo de riesgos de los que sus hijos adolescentes se tienen que cuidar y, lo que es más importante, que tienen que aprender a enfrentar.

A lo largo de la mayoría de los caminos, los anunciantes utilizan letreros con imágenes impactantes o luces brillantes para competir por la atención de las personas, y los carteles iluminados de las tiendas proyectan sus mensajes de forma llamativa. Además, los camiones llevan carteles pintados diseñados para llamar la atención, y los automóviles tienen calcomanías en la defensa y carteles.

Elementos naturales, como el clima o un paisaje hermoso, también podrían atraer la atención del conductor. Lo mismo podría ocurrir con eventos inesperados al lado del camino. Es difícil aprender a pasar por alto estas distracciones.

2. Practiquen repasar el camino con la vista para hacer frente a las distracciones
La mejor forma de hacer frente a estas distracciones es que los adolescentes practiquen cómo repasar el camino con la vista. Los adolescentes deben mantener sus ojos en movimiento. ¿Se están concentrando demasiado tiempo en algún elemento? Háganles preguntas sobre el entorno si se perdieron de algo, y utilicen esto como ejemplo para recordarles que jamás deben de dejar de mirar en distintas direcciones alrededor del camino. Los adolescentes deben mantenerse atentos a lo que van a encontrar mientras conducen, incluso si se distraen por un momento al ver a la mascota de su escuela bailando al lado del camino.

Download Lesson